Tengo dermatitis atópica y estoy embarazada ¿Es peligroso?

Share on Facebook0Share on Google+0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0Tweet about this on Twitter

embarazo-dermatitis-atopica-skincapCon el embarazo llega uno de los momentos más especiales e importantes en la vida de una mujer, albergando durante aproximadamente nueve meses a su pequeño en el vientre. Sin embargo, el embarazo conlleva muchos cambios en el cuerpo de una mujer, y unos son más fáciles de asimilar que otros.

Estos cambios pueden ser más acusados en el caso de que la madre tenga dermatitis atópica, pues la piel es uno de los órganos que más cambios sufren en el proceso de embarazo.

La dermatitis atópica es una dolencia muy común (la tiene un 10% de la población mundial) en la piel que suele afectar sobre todo a la parte interna de los codos, algunas zonas del rostro o las rodillas, aunque cada persona es un mundo y hay pacientes a los que les afecta en otras zonas del cuerpo.

Los efectos de la dermatitis atópica pueden verse acentuados cuando una mujer está esperando un hijo. Además puede que la madre sufriese dermatitis en su infancia, le desapareciese y ahora que espera un bebé vuelva a tener brotes en la piel de nuevo.

¿Qué hay que hacer cuando una mujer embarazada tiene dermatitis atópica?

- Los brotes de dermatitis son molestos, por lo que hay que tratar siempre de prevenirlos, especialmente cuando una mujer está embarazada. Para ello, deberá de seguir fielmente las instrucciones de su médico durante el proceso y consultarle ante cualquier duda.

- La mayor parte de ocasiones el médico no pondrá problemas a la hora de recetar antihistamínicos durante el embarazo, sin embargo será necesario tener más cuidado con los corticoides, sobre todo en los primeros tres meses de embarazo. El caso es que es recomendable consultar siempre al dermatólogo sobre la medicación recomendada para tratar un brote.

- Uno de los puntos clave es hacer muchísimo hincapié en la hidratación. En situaciones de normalidad cualquier afección cutánea necesita grandes dosis de hidratación, por lo que durante el embarazo se convierte en un punto imprescindible que siempre hay que tener en cuenta, especialmente tras el baño.

- En condiciones normales el médico recomienda tomar dosis moderadas de luz solar para las pieles con dermatitis atópica. Sin embargo, lo cierto es que durante el embarazo la piel aumenta su producción de melanina y aumentan las probabilidades de que surjan manchas.

- Los cambios de temperatura bruscos son malos para la piel, por lo que hay que evitarlos especialmente durante el embarazo.

- Las mujeres embarazadas deben de vigilar también su alimentación durante el embarazo, pero hay que aumentar el grado de vigilancia en el caso de que se sufra dermatitis atópica, pues hay ciertos alimentos que pueden subir el grado de histamina en sangre, lo que favorece tanto los picores como los brotes. Algunos de ellos son el café, el marisco, el chocolate, los frutos secos, las fresas y los plátanos.

- Durante un embarazo hay que tratar de estar lo más calmada y tranquila posible, pues los cuadros de estrés y nerviosismo no hacen más que agravar los brotes, además de poner en peligro el embarazo.

Lo cierto es que no hay mayor peligro para la madre con dermatitis atópica, pues siguiendo el consejo de su médico y estos pequeños tips, se puede llevar un embarazo completamente normal. Si te surge alguna duda más, no dudes en consultar con tu médico, el cual te ofrecerá consejos completamente personalizados.

VIUSID, tu primera línea de defensa

la protección natural para ti y para tu familia.

¿Te ha resultado útil?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>