Consejos para sobrellevar la artritis psoriásica

Share on Facebook0Share on Google+0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0Tweet about this on Twitter

artritis-psoriasica-Skin-CapPara aquellos que no sepan qué es la artritis psoriásica decir que se trata de una enfermedad que provoca una inflamación crónica de las articulaciones. Está considerada como una variante grave de la psoriasis y es una enfermedad autoinmune. La artritis psoriásica afecta al 56% de las personas con formas severas de psoriasis.

Esta dolencia se manifiesta a través de una serie de síntomas como los de una lesión articular inflamatoria que provocaría dolor, hinchazón, calor, dificultad de movimiento e incluso, si se agrava, con la posibilidad de presentar ciertas deformaciones.

Es una enfermedad crónica que evoluciona de manera irregular, ya que no es algo que duela de manera sistemática y permanente. La artritis psoriásica es un proceso lento que se manifiesta de manera distinta en cada persona, pudiendo afectar sólo a algunas articulaciones o a las interfalángicas distales de las manos, entre otras zonas.

Para mejorar la calidad de vida de las personas que experimentan artritis psoriásica es importante seguir las siguientes recomendaciones, por un lado, mantener la actividad, no es necesario no proseguir con nuestras tareas cotidianas. Será recomendable evitar el sobrepeso.

En cuanto a la cantidad de ejercicio que hacemos es importante practicarlo de forma moderada con el objetivo de mantener la condición física y la calidad de vida pero sin perjudicar nuestro estado de salud.

Cuidado de la piel

El cuidado de la piel es otro de los puntos clave cuando se padece artritis psoriásica. De este modo hay que tener en cuenta que se deben evitar los jabones fuertes, una buena opción es decantarse por opciones que no contienen desodorantes. También es recomendable usar lociones o cremas de lanolina, poner aceite de bebé en el agua de su baño de tina y utilizar un humidificador en el caso de que se viva en zonas de clima seco.

Tratamientos de frío y calor

Los tratamientos de frío y calor también pueden ser muy recomendables para las personas con problemas de artritis psoriásica. De este modo, algo tan sencillo como meterse en una bañera con agua caliente o colocar una bolsa helada en la articulación que más duela ayudará a aliviar temporalmente el dolor y reducir la hinchazón en las articulaciones. Debes tener en cuenta que cuando las articulaciones están hinchadas, se debe usar el efecto frío, mientras que si lo que están es inflamadas podrás aplicar tanto el frío como el calor indistintamente.

¿Te ha resultado útil?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>