Hay que tomar precauciones con las heridas luego de una operación

Share on Facebook0Share on Google+0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0Tweet about this on Twitter

Heridas postoperatorias¿Quién no se ha sometido alguna vez a una operación quirúrgica, por muy leve que ésta haya sido? Claro que cualquier persona ha vivido en carne propia una operación de escisión.

Por eso es importante saber que en un postoperatorio se debe tener mucho cuidado con la piel que está alrededor de la escisión de la operación misma, aun cuando la herida esté protegida con gasas y vendas, que ayudan a la cicatrización.

Y es que la piel, tanto en intervenciones sencillas como complicadas, es una barrera que protege de bacterias, infecciones u otros organismos patógenos, por eso en una intervención hay que tomar precauciones posteriores para no infectar la herida.

Sin embargo, hay intervenciones quirúrgicas que sí traen problemas o consecuencias postoperatorias, sobre todo cuando los pacientes tienen enfermedades dermatológicas como dermatitis atópica, dermatitis seborreica o psoriasis.

Si la persona operada, además de tener estos síntomas, tiene una piel sumamente sensible, puede ver afectada la zona de la operación donde el vendaje puede pegarse al cuerpo e irritar la herida o llegar incluso a infectarla.

Y aunque en el hospital donde se encuentra el paciente, el personal de enfermería se debe encargar de cuidar que la herida no se infecte, la persona operada también tiene una responsabilidad en el cuidado de la misma, sobre todo cuando deja el sitio y vuelve a casa, mientras le quitan los puntos de sutura.

Estando en casa es cuando a veces las vendas y gasas se pegan más a la piel del paciente, causando comezón, molestia e irritación, haciendo que el enferme se desespere y le dan incluso ganas de quitarse las gasas.

Por eso es importante tomar en cuenta estos consejos que evitarán infecciones o irritaciones de piel al momento de cambiar las gasas:

  • La piel debe lavarse muy bien con agua templada y de preferencia con un jabón o gel neutro. Luego debe secarse muy bien y suavemente para no lastimar la herida.
  • Es necesario que tanto material como objetos que están en contacto con la piel, también se laven con un jabón neutro y agua templada.
  • Si por algún motivo se tiene la costumbre de usar lociones en la piel, tomar en cuenta que estas no lleven alcohol, dado que podrá resecan la piel y podría provocar un brote en la herida.
  • La crema hidratante es buena, pero sin abusar de su uso. Se recomienda aplicarla lo necesario, a fin de que no reseque la piel.
  • Beber agua es bueno y aconsejable porque se hidratará el cuerpo, tomando en cuenta que esto debe balancearse con una buena alimentación.

Aunque son importantes estos consejos, es posible que el paciente padezca síntomas como los siguientes, ante lo cual debe acudir con su médico para recibir atención u orientación:

  • Malestar general o fiebre. Esta se puede dar por una infección o a otra causa ajena.
  • Dolor. Si al tocarse la herida por encima de la gasa se siente dolor o molesta, puede que sea porque hay una leve infección.
  • Supuración. Si se detecta este síntoma, hay que acudir inmediatamente con el médico, porque se puede tratar de alguna infección.
  • Olor fuerte. Síntoma que indica que puede haber una infección.
¿Te ha resultado útil?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>