Los cambios de la piel a los 40 años

Share on Facebook0Share on Google+0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0Tweet about this on Twitter

La importancia de cuidar la piel a los 40 añosHay una etapa en el ser humano -sea hombre o mujer- en la que la piel pierde tersura y luminosidad y empiezan a aparecer algunos síntomas que indican la madurez de la persona, como arrugas o flacidez de la misma. Esa etapa son los 40 años.
Estos cambios no significan “vejez”, ni mucho menos, pero sí que el cuerpo y, por ende, nuestra piel, empieza a experimentar cambios importantes que no fácilmente se aceptan, sobre todo las mujeres, a quienes el tener más años y ver cómo su cuerpo y su piel va cambiando, no les sienta muy bien.

Sin embargo, hoy en día hay muchas posibilidades para retrasar la aparición de estos síntomas aunque, de acuerdo con expertos de la piel, el 80% de los signos de envejecimiento que se observan en un rostro de 40 años, no se deben al “paso del tiempo”, sino al estilo de vida que se ha llevado.

Y es que la misma piel es capaz de reflejar el cuidado que ha tenido con el paso del tiempo: si la persona la ha protegido con cremas antisolares, si le ha hecho limpiezas faciales diarias, o si ha tenido una alimentación baja en vitaminas, minerales, enzimas, aminoácidos, así como otros oligoelementos.

Incluso la misma piel nos pone en evidencia si hemos o no bebido suficiente agua, al mostrar una piel hidratada o deshidratada.

Es capaz, además, de reflejar si nos hemos dejado contaminar por las sustancias tóxicas del tabaco. De hecho la nicotina es una de las sustancias que más perjudica el colágeno de la piel.

No se diga si hemos consumido mucho café, alcohol y otras sustancias tóxicas; sí hemos tomado de manera periódica fármacos, amen de no haber hecho también mucho ejercicio durante nuestros buenos años.

la piel a los 40 años de edadTodos los factores mencionados influyen totalmente en la aparición de las arrugas, en la buena o pésima textura de la piel, así como su color, su luminosidad, poros visibles, flacidez, sequedad cutánea y manchas, entre otros.

En pocas palabras: la piel también tiene su memoria y los excesos que se cometen en la juventud, finalmente se pagan en forma de manchas en la piel , arrugas prematuras, pérdida de elasticidad, además de que concretamente a las mujeres, con el paso de los años, se les reduce la secreción de estrógenos, lo cual repercute en la piel.

A partir de los 40 años, sin duda alguna, la piel empieza a experimentar un proceso: a resecarse y a perder firmeza. A partir de esta edad, en los siguientes años ya es evidente que la persona está en plena edad madura, pues su piel registra descolgamiento.

Tiene, además, ojeras más marcadas y el contorno de sus labios pierde precisión, además de que ésta adelgaza progresivamente y pierde elasticadad, textura y humedad.

En fin que el panorama no parece muy alentador, pero no todo es así. En la actualidad, los laboratorios de tratamientos faciales y antienvejecimieto están muy actualizados, tanto que en el mercado hay excelentes cremas reafirmantes, regeneradoras y humectantes.

Los productos estrella antienvejecimiento

Actualmente hay “productos estrella antienvejecimiento”, como el retinol, ácidos láctico, antioxidantes, coenzima Q10, ácidos glicólico, los cuales estimulan la renovación celular y renegeran la piel, reduciendo las arrugas y la flacidez.

El uso de estos productos no deja a un lado la protección e hidratación, por lo cual la crema nutritiva o hidratante siempre acompañarán al protector solar, sea en la temporada que sea.

Lo importante de llegar a los 40 años es que la persona luzca un rostro espléndido y saludable, lo cual puede lograr con cuidados cosméticos acertados y constantes.

Y para no caer en comprar productos sólo porque la publicidad dice que son los mejores, se recomienda consultar a un especialista para que le indique concretamente tipo de piel que se tiene, para saber qué cremas reparadoras, nutritivas y antiarrugas son necesarias diariamente, en base a sus ingredientes.

Los ingredientes de las cremas

Coenzima Q10: Ingrediente necesario en cualquier tratamiento antienvejecimiento, ya que según estudios dermatológicos reduce la profundidad de arrugas y activa las células.

Vitamina A: Este es el retinol, el cual actúa de manera profunda en la piel, frenando la aparición de arrugas o amortiguando las existentes. Combate la piel seca dando más elasticidad y firmeza.

Isoflavonas: Estas son hormonas vegetales que tienen propiedades nutritivas regeneradoras, protectoras, hidratantes y suavizantes para la piel. Estimulan la renovación celular y ayudan a evitar la pérdida del colágeno.

Pantenol: Este ingrediente pertenece al grupo de vitaminas B, brindando humedad a la piel, así como desinflamación, además de que contribuye a que la piel se reponga luego de un tratamiento exfoliante.

En resumen: llegar a los 40 años es un momento importante para atender más la piel a fin de esta siga luciendo radiante, saludable, sobre todo con una buena alimentación, ejercicio y el uso constante de productos cosméticos que le den buen mantenimiento.

Te invitamos  a que compartas este artículo en tus redes sociales, y a que sigas el blog de Skin Cap, en el cual encontrarás actualización de temas relacionados con el cuidado de tu piel y la salud.

Los cambios de la piel a los 40 años
4 (80%) 1 vote

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>