Tengo la piel sensible ¿Qué factores la irritan y perjudican?

Share on Facebook0Share on Google+0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0Tweet about this on Twitter

cuidado-de-la-piel-sensible-y-reactiva_cabeceraComo muchos de ustedes saben, la piel es el órgano más extenso del cuerpo humano, y por desgracia, también uno de los más sensibles, pues es el más afectado por las circunstancias externas a las que nos enfrentamos día a día.

La piel ayuda a que mantengamos la temperatura corporal, protegiéndonos de los microbios y demás agentes externos que puedan ser nocivos. Es la razón por la que debemos de poner especial empeño para cuidarla al máximo, extremando las precauciones y conociendo los factores que pueden perjudicar su estado.

¿Qué factores son los que más perjudican la piel sensible?

- El estrés, como hemos desarrollado en anteriores artículos, es perjudicial afectando a la piel de forma muy negativa.

- La humedad puede afectar también negativamente a las pieles sensibles, por lo que hay que evitar permanecer demasiado tiempo en ambientes muy húmedos y si nos encontramos en interiores emplear un deshumidificador si se puede.

- La dieta es un factor clave para el bienestar de nuestra piel, pues una alimentación equilibrada favorece la piel sana. Es por ello que es muy importante una alimentación variada, con abundante fruta y verdura.

- Los cambios hormonales se reflejan también en nuestra piel, sobre todo si esta tiende a ser sensible. Estos cambios pueden darse en la menopausia, en la adolescencia, durante un embarazo, durante los primeros meses de vida… o si se sufre de desequilibrios hormonales, incluso más a menudo.

- Ducharse con agua excesivamente caliente puede ser relajante, pero desde luego no es lo más sano para nuestra piel, sobre todo si el baño es prolongado. Al hacerlo, la piel, además de secarse, pierde parte de sus componentes hidratantes habituales, por lo que es mucho más preferible emplear agua tibia a la hora de darnos una ducha.

- El sol, aunque en pequeñas cantidades puede aportarnos vitaminas a través de la piel, puede ser también perjudicial para la misma si nos sometemos a él de forma excesiva, provocando incluso envejecimiento prematuro.

- Y de entre los factores naturales, también hay que tener mucho cuidado con los cambios bruscos de temperatura.

- Tengan ustedes también mucho cuidado con los productos que compran para utilizar en su piel y para lavar la ropa o la vajilla, como disolventes, detergentes, lacas, suavizantes, pintura cremas… que pueden alterar el Ph de la piel, por ello hay que tratar siempre de utilizar los productos cuanto más neutros, mejor.

Si tenemos en cuenta todos estos factores que pueden hacer que nuestra piel sensible se vea perjudicada, podemos ayudar a que esta permanezca más sana y se irrite menos. Estos factores han de ser tenidos aún más encuentra entre los pacientes de dermatitis seborreica, dermatitis atópica o psoriasis.

¿Te ha resultado útil?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>