Utilizamos cookies propias y de terceros para proporcionarte una mejor experiencia de navegación.

Si continuas navegando, asumiremos que aceptas su utilización. Saber más

Acepto

que le pasa

Conoce la Dermatitis Atópica

¿Qué es la dermatitis atópica?

La dermatitis atópica es una enfermedad de la piel que provoca enrojecimiento de la misma. Los niños son los que principalmente la padecen, alterando su calidad de vida. Pero también afecta a miles de personas.

Se manifiesta a través de erupciones pruriginosas y descamativas. Es un tipo de eccema.

Se produce una inflamación crónica (respuesta anormal del sistema inmunológico) que provoca comezón y descamación. El rascado y la irritación crónica hacen que la piel se vuelva gruesa y que adquiera una textura similar a la del cuero.

Esta enfermedad se caracteriza por manifestar una reactividad muy alta de la piel a estímulos físicos e irritantes directos.

 

¿A quién afecta la dermatitis atópica?

La dermatitis atópica es una enfermedad que suele ir a la alza y se contrae  más en las zonas industrializadas y las grandes ciudades, más que incluso en el sector rural.

Su aparición se ha incrementado en las tres últimas décadas, afectando de un 10% a un 20% a la población infantil, y de un 1% a un 3% a los adultos.

Los principales grupos de edad afectados son los lactantes de 2 meses a 2 años, e infantil de 2 a 10 años, aunque se manifiesta de forma más rara a partir de los 7 años.

 

Causas dermatitis atópica

Son multifactoriales: existen múltiples teorías que tratan de explicar las causas de este padecimiento. Entre las más importantes destacan la genética, inmunológica, alérgica, infecciosa, neurovegetativa, constitucional y metabólica, entre otras. Su presencia en la piel provoca hinchazón, picazón y enrojecimiento continuos.

 

Síntomas dermatitis atópica

✔ Comenzón
✔ Enrojecimiento o inflamación de la piel 
✔ Erupción cutánea 

 → En niños de 2 meses a 2 años, las lesiones de piel empiezan en las mejillas, los codos o las rodillas 

→ En los adultos la erupción compromete con más frecuencia las superficies internas de las rodillas y los codos.

 

Factores de riesgo de la dermatitis atópica

 Hay factores que tienden a contribuir para empeorar los síntomas de la dermatitis atópica, siendo los siguientes:

• Resfriados o gripes
• Contacto con materiales químicos e irritantes
• Contacto con materiales como el estambre o la lana
• Alergias al moho, el polen, los ácaros del polvo o los mismos animales
• La piel reseca
• Piel reseca por bañarse o nadar con mucha frecuencia 
• Estrés emocional
• Cambios bruscos de temperatura, ya sea enfriarse o acalorarse demasiado
• Uso de perfumes o tintes mezclados con lociones o jabones para la piel

 

 

Fotos de la piel: