Utilizamos cookies propias y de terceros para proporcionarte una mejor experiencia de navegación.

Si continuas navegando, asumiremos que aceptas su utilización. Saber más

Acepto

que le pasa

Conoce la Psoriasis

¿Qué es la psoriasis?

La psoriasis es una enfermedad de la piel que se distingue porque registra una aceleración de la renovación de las células predominantes de la piel, llamadas queratinocitos, que puede asociarse a una inflamación de la misma. Es decir, lo que se denomina como “hiperproliferación anormal de los queratinocitos”. Por este síntoma ocasionalmente se pueden formar placas rojizas de las que se deprenden escamas blanquecinas o plateadas, conformadas por células muertas que pueden causar dolor o comezón.

En condiciones normales, la piel suele renovarse cada 28 días, pero si la persona padece psoriasis, el fenómeno ocurre cada 4 días. De hecho existen varios tipos de psoriasis que se manifiestan en diferentes zonas del cuerpo.


¿A quién afecta la psoriasis?

Esta enfermedad afecta aproximadamente al menos a 125 millones de personas en todo el mundo, según el informe global sobre la enfermedad.

✔ Por lo general suele manifestarse en cualquier edad, aunque por lo general se da más en personas entre 16 y 50 años.

✔ Aproximadamente entre el 30% y 50% de las personas que padecen psoriasis, pueden desarrollar artritis psoriásica.

✔ La psoriais se asocia a problemas de salud como la depresión, diabetes, y enfermedades cardíacas.

✔ Un gran porcentaje de pacientes afirma que la psoriasis afecta su vida en pareja, así como les genera complicaciones en el trabajo, ya sea porque les afecta su desarrollo profesional, su rendimiento laboral o porque sufren discriminación laboral.

Causas de la psoriasis

En la actualidad no se ha definido con seguridad cuál es o son las causas principales de la psoriasis, sin embargo la hipótesis generalizada es que existe un componente genético. En todo caso, estudios recientes conducen a la idea de que la psoriasis se debe a una división celular muy acelerada en la piel y la alteración inmunológica. Los factores que pueden desencadenar la aparición de nuevos brotes son: medicaciones, infecciones bacterianas o víricas; consumo excesivo de alcohol, obesidad, estrés, climas fríos, rascado o fricción frecuentes de la piel.

Tipos de psoriasis

▶ Psoriasis en placas

Es la más común. Este tipo se distingue por la aparición de placas rojizas cubiertas con escamas de color blanco plateado. Puede aparecer en cualquier zona de la piel, aunque los lugares más comunes son los codos, las rodillas y el cuero cabelludo.


▶  Psoriasis en el cuero cabelludo

Es una variante muy habitual y es común que la mayor parte de los pacientes acaben teniendo alguna vez este tipo de psoriasis. Pueden aparecer lesiones rojizas tanto en el cuello como en el cuero cabelludo, y al descamarse producen algo similar a la caspa, pero más gruesa. Pueden aparecer desde pequeñas placas hasta amplias zonas que pueden extenderse por la frente, nuca, detrás de las orejas o cuello.


▶ Psoriasis en las plantas y palmas de pies y manos

Esta se da en esas partes del cuerpo, probablemente porque están muy secas y agrietadas. Se descaman con facilidad y las lesiones pueden sangrar y producir cierto dolor. Se trata de unas zonas realmente incómodas que afectan especialmente al desarrollo de la vida diaria del paciente.


▶  Psoriasis eritrodérmica

Este tipo de psoriasis se caracteriza por afectar especialmente al paciente, por lo que en ocasiones se ve obligado a acudir al hospital para ser tratado, pues las lesiones se reparten por todo el cuerpo, se desescaman con facilidad y están calientes.


▶ Psoriasis pustulosa

Este tipo de psoriasis se da cuando se detectan granos de pus no infecciosos sobre las placas, los cuales pueden presentarse de forma localizada (generalmente en manos y pies) o de forma generalizada, por lo que se convierte en una afección más grave.


▶ Psoriasis en gotas

Esta psoriasis se manifiesta en forma de lesiones pequeñas, generalmente con un tamaño menor a dos centímetros. Son numerosas y se distribuyen irregularmente por todo el cuerpo. Este tipo de psoriasis es más común en los infantes y las gotas aparecen y desaparecen aleatoriamente, aunque pueden provocar su aparición enfermedades como la amigdalitis o la faringitis. En ocasiones puede derivar en placas.

 

▶ Psoriasis en el rostro

Es un tipo de psoriasis muy poco común, y si las placas pasan al rostro, probablemente se debe a cuadros de estrés o ansiedad, algo que afecta especialmente a la aparición de brotes. En estos casos pueden confundirse con dermatitis seborreica.


▶ Psoriasis en los pliegues o psoriasis inversa

En lugar de una pronunciada descamación en este tipo de psoriasis se presenta la inflamación. Es común en los pliegues del cuerpo como axilas, debajo de los pechos, ingles y detrás de las rodillas.


▶ Psoriasis ungueal

Se desarrolla en las uñas de las manos generalmente, aunque puede aparecer también en los pies. Suele aparecer cuando se tiene algún tipo de traumatismo en las uñas, también debido a estrés, reacciones a medicamentos u hongos. Normalmente surge en pacientes que están en un estadio avanzado de psoriasis.

 


Fotos de la piel: